Fertilizacion de olivos – fertilizantes para olivos

como abonar olivos

Los olivos son árboles frutales perennifolios que están acostumbrados a crecer en terrenos más bien pobres; sin embargo, cuando se les cultiva con la intención de que produzcan una cantidad de frutos notable, ya sea porque a la familia le encantan o porque tenemos intención de dedicarnos a la producción y venta de aceitunas, es interesante pensar en abonarlos. Aprender cómo abonar olivos puede ser bastante sencillo si conocemos los abonos más comunes y la forma de realizarlo.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber para aprender cómo abonar olivos.

Importancia del abono

aceitunas

La productividad del cultivo no se define por el total de los nutrientes o recursos disponibles a que haya para plantar, sino por el más escaso. Es decir, si el nutriente más escaso que hay en el suelo no aumentar va a ser el limitante a la hora de desarrollar el cultivo. Por ello, es conveniente conocer cuáles el nutriente el limitante van a abonar con ello y mejorar la producción. Antes de adoptar cualquier estrategia de abonado se debe evaluar la composición del suelo. Es recomendable realizar un análisis cada 4-5 años para evaluar si todo va a correctamente. Especialmente, es aconsejable medir las concentraciones de nitrógeno, fósforo y potasio. Estos son los principales macronutrientes que debes traer la planta para poder crecer en buenas condiciones.

Hay algunos autores que reflejan que por cada 1000 kilogramos de aceitunas cosechadas, el árbol utilizar aproximadamente unos 25 kg de potasio, 15 kg de fósforo y 5 kg de nitrógeno. Es común encontrar gran cantidad de olivos que están asentados en suelos pobres en materia orgánica. Sin embargo, no es ningún inconveniente para que puedan tener una reproducción y una vida normal. A pesar de ello, si queremos dedicar esos olivos a la producción de aceitunas debemos mejorar la cantidad de materia orgánica del suelo. Lo más normal es que encontremos mayores deficiencias en el aporte de nitrógeno. De recomendable el empleo de abonos ricos en nitrógeno tanto para plantones, olivos jóvenes o ejemplares que tengan pequeño tamaño. Gracias a este en nitrógeno se favorece su crecimiento.

Debemos considerar a la hora de aplicar nitrógeno que sea vertidos una cantidad excesiva pueda aumentar la sensibilidad a las heladas y a ciertas enfermedades que no nos interesan de cara a la producción. Nunca debemos superar los 150 kg de nitrógeno por hectárea de cultivo. Las concentraciones de fósforo y potasio dependen del tipo de suelo donde estemos cultivando. Si el suelo es rico en carbonato cálcico suele ser un suelo deficitario en fósforo. El fósforo es importante para la floración, maduración y cuajado. Si el suelo es pobre en este elemento, se recomienda aplicar aproximadamente 0.5 kilogramos por árbol de anhídrido fosfórico.

READ  Beneficios para la salud del palmito

Por último, el potasio presenta una mayor fijación si el suelo donde estamos cultivando los olivos es arcilloso. Es importante a la hora de absorber el nutriente y puede presentar, sobre todo, deficiencia de este elemento en las épocas de sequía quien cultivos de secano. La función del potasio es importante para proteger al árbol frente a las heladas y algunas enfermedades. Por ello, es recomendable abonar entre 1-2 kilogramos por árbol en forma de óxido potásico.

¿Cuándo abonarlos?

trabajar el suelo

Los olivos son árboles que están creciendo durante prácticamente todo el año si el clima acompaña. Dicho clima tiene que ser templado-cálido, con heladas de hasta los -7ºC y con unas temperaturas máximas de 40ºC, que son las que hay en la región mediterránea, el lugar de donde proceden. De hecho, sólo se detienen en invierno, pues en el mes de febrero del hemisferio norte es cuando se producen esas heladas.

Sabiendo esto, ¿en qué época es mejor abonarlos? Bueno. Estas plantas florecen en primavera y fructifican justo después, de modo que es interesante empezar a abonar a finales de invierno y no dejar de hacerlo hasta finales de otoño.

Cómo abonar olivos

Al ser árboles cuyos frutos con comestibles, siempre hay que tratar de evitar el uso de abonos sintéticos (químicos), ya que aunque se respete el plazo de seguridad y se limpien bien las olivas, nunca podremos estar seguros de habernos liberado al 100% de los restos que hayan podido quedar del producto. Por lo tanto, usaremos abonos orgánicos, es decir, aquellos que nos »da la tierra».

¿Qué tipos de abonos son esos? Pues hay varios, pero para el caso que nos ocupa te vamos a decir otros dos que seguramente te serán muy útiles:

  • Guano: son los restos orgánicos de murciélagos y pingüinos. Contiene nitrógeno, fósforo, potasio, aminoácidos, microelementos, además de hongos, bacterias y actinomicetos los cuales mantienen alimentadas y protegidas a las raíces. La dosis es de dos o tres cucharadas por cada siete litros. Cómpralo aquí.
  • Estiércol de gallina o gallinaza: Es uno de los más concentrados que existen. Contiene nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio, sodio, sales solubles y materia orgánica. La dosis es de 600 a 700 gramos por metro cuadrado. Si lo puedes conseguir fresco, déjalo secar al sol durante una semana. Cómpralo aquí.
READ  Árbol de maracuyá: ¿como sembrarlo? cuidados y podas

Consejos sobre cómo abonar olivos

como abonar olivos y cuando

Uno de los consejos que más se da sobre cómo abonar olivos es aprender a detectar las deficiencias de nutrientes. Si estás aprendiendo como abonar olivos, debes prestar atención a la deficiencia nutricional del olivo. Estas deficiencias se suele manifestar a través de ciertos síntomas como pueden ser hojas de color verde intenso, buena maduración del fruto y una producción bastante amplia. Si tienes esta situación es que tus olivos están en buenas condiciones.

Por otro lado, si el árbol tiene alguna deficiencia en nutrientes puede presentar de exfoliación, tonalidades más ocres en la hoja y verse reducido el desarrollo vegetativo o una productividad deficiente.

Si observamos en nuestro árbol entrenudos cortos, hojas pequeñas y deformadas o raquitismo es que nuestro olivo no estaba abonado lo suficiente y tiene deficiencia en nitrógeno. La falta de fósforo también tiene unos síntomas parecidos pero también muestra necrosis en el ápice. Dicha necrosis suele aparecer en la época de invierno o principios de primavera. La hoja presenta un color más marrón tirando a amarillo. La deficiencia en potasio se manifiesta en las partes viejas llegándose a debilitar con mayor frecuencia. También provoca el retraso de crecimiento vegetativo.

Espero que con esta información puedan aprender al cómo abonar olivos y de conocer las deficiencias en nutrientes.


Como abonar tu olivar de forma rapida


Este es mi video grabado con DU Recorder. Es fácil grabar tu pantalla y transmitir en vivo. Enlace de descarga:
Android: https://goo.gl/s9D6Mf
iOS: https://goo.gl/nXnxyN