Remedios para el oídio

¿Tus plantas tienen manchas blancas en las hojas y los tallos? Se trata de una enfermedad algo común que es producida por varios hongos. El oídio también es llamado blanquillo o cenizilla por su aspecto, pues son unas manchas blancas como polvorientas. Esta enfermedad debilita a la planta poco a poco, hasta puede llegar a matarla, puesto que si dejamos pasar el problema y va avanzando, al final se alimenta de la planta entera y se extiende a otras. Existen productos en el mercado que te pueden ayudar a tratar este problema, pero algunos pueden ser tóxicos par nosotros y nuestras mascotas, pueden acabar dañando la planta y no solo a la afección que tiene y contaminar el medio ambiente. Por suerte, también hay remedios naturales y ecológicos.

Este problema, si se deja pasar, puede acabar por destruir un jardín o un huerto entero, por lo que hay que saber identificarlo y tratarlo, así como prevenirlo. Presta atención a los siguientes consejos para su prevención y a los remedios fungicidas para el oídio .

Las principales causas del oídio en las plantas se deben a una combinación de factores que propician la aparición de los hongos. Concretamente, el oídio aparece en jardines y huertos en los que hay demasiada humedad, poca ventilación y poca luz natural y, además, también puede influir la genética de la planta como veremos más adelantes, su estado de salud previo a la infección de estos hongos, es decir si ya estaba débil, y a los abonos con demasiado nitrógeno, el cual es bueno para la tierra y las plantas pero no en exceso.

Como hemos apuntado antes, el oídio en las plantas es un enfermedad producida por hongos que deja las hojas con el aspecto que podemos ver en la imagen principal de este artículo y en la de aquí abajo, es decir como con un polvo blanco, que son los hongos, y que va debilitando la planta.

Si algunas de tus plantas tienen este problema, ya sea en el jardín o en el huerto, toma nota porque a continuación te damos las claves sobre cómo combatir el oídio con remedios caseros y ecológicos .

Aunque puede aparecer en cualquier tipo de planta mientras se den las condiciones adecuadas, el oídio afecta más a ciertas especies. Estas son las plantas más vulnerables al oídio :

En este apartado te contamos cómo eliminar el oídio de las plantas de forma natural con los mejores remedios caseros a base de fungicidas para el oído que son naturales. Aprende cuáles son los más adecuados, cómo prepararlos y cómo aplicarlos.

READ  Cómo plantar kiwis

Azufre y cobre para el oídio

Tanto el azufre como el sulfato de cobre son fungicidas muy efectivos, pero hay que tener cuidado en su manejo y en no excederse con la dosis, pues en tal caso pueden ser dañinos para las plantas y la tierra. Adquiere azufre en polvo o líquido, o sulfato de cobre pero no los uses juntos, y agrega el polvo en las hojas y la tierra en las cantidades que indique el envase o bien, las que te haya indicado el especialista de la tienda de jardinería. Si usas el líquido, puede aplicarlo con pulverizador. Procura usar guantes, gafas y mascarilla, sobre todo si vas a usar bastante cantidad porque tienes que tratar un jardín o huerto enteros.

Purín o decocción de cola de caballo

Otra opción que te aconsejamos si te preguntabas cómo combatir el oídio con remedios caseros es la cola de caballo. Es una planta usada para muchos remedios y entre sus propiedades encontramos las antimicóticas o fungicidas, por lo que es buena para acabar con este problema de hongos en las plantas. Puedes comprar el extracto concentrado de esta planta y diluirlo en agua para pulverizarlo por las plantas a tratar, pero también puedes preparar una infusión, decocción o purín de esta para pulverizarlo también.

La infusión o decocción está menos cargada y se usa al momento de hacerla, en cambio el purín se tarda días en preparar pero es más concentrado y potente que la infusión. Puede que para empezar a tratar te convenga hacer la decocción o infusión, pero se recomienda preparar purín, con proceso de maceración, para tratar los casos graves de esta infestación o incluso para usar más adelante como método de prevención de muchas plagas y enfermedades. Puedes empezar por hacer un litro de infusión, dejando que hierva la cola de caballo por 10 minutos y repose otros 10, y pulverizarla en las hojas afectadas.

Otras plantas igual de efectivas contra el oídio y otras plagas, tanto de hongos como de insectos, son la salvia, las hojas de las tomateras y las ortigas, además para usarlas hay que realizar el mismo procedimiento.

Infusión de ajo para el oídio

El ajo es sin duda uno de los alimentos más usados como remedio casero para infinidad de problemas, y de hecho es ampliamente usado como fungicida casero. Tiene propiedades antimicrobianas, antisépticas, antifúngicas, antibacterianas, etcétera, por lo que ofrece un tratamiento muy competo tanto de cura como de prevención.

READ  ¿cómo cultivar pimiento morrón ? – el brote urbano

Para usarlo contra esta enfermedad fúngica en las plantas tienes que hacer una infusión de ajo, en la cantidad necesaria según el tamaño del jardín o huerto o si solo tienes que tratar una planta. Te contamos como prepararla para obtener un litro, que te dará para tratar diversas plantas.

Pon a hervir poco más de un litro de agua, cuando empiece la ebullición añade los dientes de ajo previamente un poco machacados. Agrega entre 10 y 30 dientes de ajo para que sea un remedio potente. Deja que hierva por 5 minutos o un poco más, sin llegar a los 10 minutos, y deja reposar la infusión tapada y fuera del fuego por 10 minutos. Cuela la infusión para retirar los trozos y vierte el líquido en un pulverizador grande. Ya puedes usarlo para pulverizar las plantas dañadas por los hongos una vez al día, hasta que veas que estos desaparecen.

Bicarbonato contra el oídio

El bicarbonato sódico o de sodio es uno de los mejores fungicidas caseros y naturales, ya que este mineral tiene grandes propiedades antimicóticas, antibacterianas, antisépticas y muchas más.

Para usarlo en el caso de querer combatir el oídio es necesario que mezcles este producto con un aceite vegetal, como el de oliva, y agua. En un pulverizador grande añade 1 litro de agua, 2 o 3 cucharadas de bicarbonato, según si las pones llenas o rasas, y 2 cucharadas de aceite. Tras mezclar bien antes de usar, pulveriza todas las plantas afectadas incidiendo en las partes que veas más oídio. Si solo necesitas tratar una planta pequeña reduce las cantidades en esta misma proporción. Aprende más sobre este producto con nuestro artículo sobre Usos del bicarbonato de sodio en el jardín.


11.- Enfermedad oídio en tomate


Sistema Mateo. Gestión de sanidad vegetal para la innovación en torno del manejo integrado de las principales plagas y enfermedades en los rubros hortícolas más relevantes de la Región Metropolitana (RM) de Chile. http://www.inia.cl/mateo.
INIA es una corporación de derecho privado dependiente del Ministerio de Agricultura de Chile. Su misión es generar y transferir conocimientos y tecnologías estratégicas a escala global, para producir innovación y mejorar la competitividad del sector agroalimentario.

Hãy bình luận đầu tiên

Để lại một phản hồi

Thư điện tử của bạn sẽ không được hiện thị công khai.


*