Palmera de abanico

Originaria de la península de Baja California en México, crece en suelos pobres con escasez de agua y fuerte insolación, y resiste heladas puntuales. Si las condiciones de cultivo son buenas pueden crecer un metro el primer año, y a diferencia de otras palmeras aguantan muy bien el trasplante y sus semillas germinan de maravilla. Es el poto de las palmeras. Una espléndida planta que no extraña que se haya extendido por todo el mundo en parques y jardines.

Pertenecen a la familia Arecaceae. Son monocotiledóneas como las gramíneas, las orquídeas, las calas, los lirios, los plátanos… Las monocotiledóneas son un grupo de plantas muy exitosas. La característica que comparten y que da nombre al grupo es que su semilla cuando se abre solo saca un cotiledón, hoja no definitiva y que capta los primeros rayos solares, mientras que las dicotiledóneas sacan dos cotiledones.

Son habitantes de las zonas tropicales y subtropicales de la Tierra. La única palmera europea que se conoce es el Palmito. Las palmeras han sido y son fuente de alimento y de materiales para todo tipo de usos para las gentes de las zonas cálidas, como por ejemplo, las palmeras datileras y las palmeras aceiteras que son las más conocidas por nosotras.

Las palmeras son seres fascinantes que parecen árboles pero no lo son exactamente, se parecen más a las hierbas, pero tampoco lo son. Por qué no son exactamente árboles es una cuestión en debate. La definición tradicional de árbol excluye a las palmeras debido a la diferente forma de ser de las palmeras y los árboles del hemisferio norte templado. No hay que olvidar que los botánicos y las botánicas son científicas del norte ilustrado. Así que lo más natural es definir un árbol como lo que un árbol norteño es. Los árboles sureños que encajen en su definición de árbol lo serán, y los que no encajen no serán árboles. Pero hay algunos botánicos que no les parece correcto esto e incluyen entre los árboles a las palmeras, a los helechos arborescentes, las cicas. Definen árbol como “una planta con una larga esperanza de vida, que posee un tronco de gran altura que se sostiene a si misma, es vertical y tiene un gran diámetro, al cual su estructura y su anatomía confieren una rigidez suficiente como para elevar su follaje por encima de las plantas rivales en busca de luz; frecuentemente, pero no siempre, el tronco del árbol tiene ramas”. Como veis en esta definición no se hace referencia, a la forma de crecer del tronco ni a la necesidad de que tenga ramas.

READ  Berenjena: todas las propiedades y beneficios para la salud

La idea de que una planta o árbol es una colonia de plantas que van creciendo unas en simbiosis con otras hasta formar una colonia gigantesca y potencialmente inmortal, no es demasiado moderna, ya el abuelo de Darwin lo decía, pero tardó en hacerse con el poder.

“Al principio de su existencia un árbol siempre tiene una arquitectura unitaria; después, más pronto cuanto más favorable el entorno, especialmente la luz, a esa unidad se le añaden otras y, de ahí en adelante, el árbol seguirá acumulando unidades reiteradas cada vez más numerosas y cada vez más pequeñas.” Un árbol tiene pues muchos puntos de crecimiento o yemas. En el hemisferio norte cada primavera nuestros árboles crecen varios centímetros en todas sus ramas y es ahí donde nacen las hojas nuevas de la primavera, en el crecimiento de ese año. A este crecimiento se le llama crecimiento primario.


WASHINGTONIA ROBUSTA, PALMA DE ABANICO MEXICANA


TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE SUS CUIDADOS, CONSEJOS, FLORACIÓN Y REPRODUCCIÓN.
https://www.paypal.com/donate/?hosted_button_id=8EKFH6TTGH39C