Plantas acuáticas de aguas profundas, flotantes, oxigenadoras y de ribera o palustres

Las plantas acuáticas, también llamadas plantas macrófitas, hidrófitas o higrofitas, son aquellas que se desarrollan en ambientes húmedos. Viven sumergidas total o parcialmente en agua. Están adaptadas a distintos medios, lagos, ríos, deltas, lagunas, pantanos, charcos y estanques, agua dulce o salada, a temperatura ambiente o más o menos elevada.

Existe una planta acuática carnívora, denominada Aldrovanda vesiculosa, que crece en aguas estancadas y ácidas.

Arraigadas al cieno constituido en el fondo del agua, o flotantes, éstas plantas dependen en lo vegetativo y reproductivo del medio acuífero. Forman parte de la familia de algas, también de las briofitas o plantas terrestres no vasculares, y de algunas especies vasculares como las pteridofitas y angiospermas. De ésta última son conocidas las Monocotiledóneas y Dicotiledóneas.

Tipos de plantas acuáticas

Las plantas acuáticas se clasifican en cuatro grupos: de aguas profundas, flotantes, oxigenadoras y de ribera:

  • Las plantas de aguas profundas se ubican en la parte más honda del medio acuífero, impiden el paso del sol y con ello la proliferación de algas. Las especies más conocidas de este grupo son los nenúfares, ninfoides y el nelumbo nucifera, conocido como flor de loto o rosa del Nilo. La flor de loto es famosa por su belleza y la longevidad de sus semillas, pueden florecer después de siglos.
  • Las flotantes son plantas libres en la superficie del agua, sus raíces permanecen sueltas y se reproducen con gran facilidad. El Jacinto de agua y la Lemna minor o Lenteja de agua, son dos de las especies vegetales más representativas de la familia. También están la Salvinia auriculata (llamada Oreja de elefante), el Mordisco de rana y la Stratiotes aloides o Pita de agua.
  • Las plantas oxigenadoras crecen rápidamente y funcionan como una especie de filtro. Mantienen el agua clara absorbiendo de ella los minerales y el dióxido de carbono. Evitan la proliferación de algas. Se encuentran sumergidas en su totalidad, aunque sus flores algunas veces alcanzan la superficie. Entre las plantas acuáticas oxigenadoras están la Bricio y el Ranúnculo acuático.
  • De ribera o margen son aquellas plantas que habitan las orillas de los lagos, ríos o estanques. Sus raíces se encuentran completamente bajo el agua, mientras que el resto de la planta permanece afuera. Pueden también ser llamadas plantas de transición, ya que al salir del agua se mantienen vivas bajo el constante riego. En este grupo están las calas, lirios, aros, enea y el cálamo acuático.
READ  Que son los rizomas

Un quinto grupo comprende las plantas propias de hábitats húmedos o cercanos al estanque, utilizadas frecuentemente en la jardinería. Entre ellas están los bambúes, helechos, hemerocallis, nemesia, prímulas y trollius europaeus. También árboles como los sauces o ciprés de los pantanos.

Características de las Plantas acuáticas

Las plantas acuáticas son en su mayoría de color verde. Como cualquier otra se componen de raíces, tallos, hojas y flores, pero éstos cumplen funciones diferentes a las del resto de las plantas. Los tallos sumergidos -por ejemplo- no presentan tejidos de sostén, no los necesitan. Sus hojas, flores y frutos son sostenidos por el agua.

En estas plantas los tallos y hojas desarrollan el aerénquima. El tejido vegetal con espacios esponjosos o intercelulares permite la reserva de aire e intercambio de gases. También, facilita la floración y el mantener erguido el tallo. En la Eichhornia crassipes o Jacinto de agua el aerénquima se forma en el peciolo inflado, mientras que en la Lechuga de agua está en la lámina foliar, órgano flotador.

Por lo general, las plantas acuáticas presentan tallos herbáceos con nudos y entrenudos de dónde salen las hojas y flores, nuevos tallos o raíces. En algunas especies los tallos son tan cortos que las hojas parecen salir de un mismo punto. Un ejemplo de ello son las plantas en rosetas o acaules. En otras como los Estolones los tallos son rastreros y echan raíces y hojas en cada nudo.

Están además los rizomas, tallos de crecimiento horizontal y los bulbos que se ensanchan para almacenar sustancias y hacer brotar la parte aérea una y otra vez. Los tallos de las hidrófitas tienen la capacidad de absorber del agua el oxígeno, dióxido de carbono y sales minerales necesarias para vivir. No dependen de sus raíces para el proceso, esto explica que algunas plantas carezcan de raíz, como la Wolffia y la Utricularia.

READ  Aglaonema: cuidados, variedades y mucho más de esta especie

Adaptación y usos

Buena parte de las macrófitas pueden adaptarse a nuevos ambientes, ser llevadas a estanques, jardines o empleadas en la acuariofilia. Basta conocer su origen y comportamiento, brindar los cuidados y humedad necesaria. En acuariofilia se prefieren los nenúfares, elodeas y las plantas pertenecientes a los géneros Ceratophyllum y Pistia.

Una planta acuática conocida, en grandes cantidades cultivada y comercializada es el arroz, en sus especies Oryza sativa y Zizania. Otra es el Berro de agua, verdura de gran consumo. Consideradas las hidrófitas más importantes por su utilidad en el campo de la alimentación.


Linh sam siêu bông đẹp sống khỏe 25/4♡Kim chi 0788.753.876 zalo


dungtran kimchicaycanh

Hãy bình luận đầu tiên

Để lại một phản hồi

Thư điện tử của bạn sẽ không được hiện thị công khai.


*