Las mejores plantas para cultivar en primavera

Con el avance de la primavera las temperaturas comienzan a subir poco a poco en España, los días son más largos y más luminosos favoreciendo el crecimiento de nuestras plantas, las cuales también empiezan a florecer en esta época del año. Aún así no todas las plantas necesitan los mismos cuidados y la siembra no siempre es una tarea fácil. Así que si ya sabes cómo y cuándo regar las plantas en primavera, es el momento de que descubras cuáles son las mejores plantas para cultivar durante esta estación.

Y es que, aunque pueda parecer que para cultivar una planta sólo es necesario plantar una semilla y regarla de vez en cuando, lo cierto es que no todas las especies de plantas se reproducen en la misma época del año o en cualquier hueco libre del jardín. Cada una de ellas necesita sus mimos, unos cuidados determinados y su época correspondiente para su cultivo. Estas son las más recomendables para sembrar en primavera y para dar vida a tu jardín, balcón o terraza. Toma nota:

Las mejores plantas para cultivar en primavera

Jazmín

Además de llamar la atención por sus delicadas flores blancas, si hay algo que destaca aún más del jazmín es su suave perfume. Esta planta trepadora es perfecta si lo que quieres es darle un toque de color y vida a tu jardín, balcón o terraza, aunque también te será de gran ayuda para decorar y cubrir muros, pérgolas y otras superficies. La floración de esta planta se inicia en mayo y termina al final del verano, por lo que la primavera es un buen momento para comenzar a cultivarla. Uno de sus cuidados fundamentales es una exposición a pleno sol o en semisombra, ya que es una planta originaria de climas cálidos y se recomienda un riego de 2 o 3 veces por semana en los meses cálidos y cada 5 días el resto del año.

Jazmín

Caléndula

La caléndula también es una de esas plantas que se reproducen con mayor facilidad si te decides a plantarla en primavera. Para ello solo deberás encargarte de buscar el lugar de tu jardín o terraza más soleado y acordarte de regarlas 3 o 4 veces por semana y durante la mañana. Pero lo más importante sin duda para su cultivo, es que posea un buen drenaje y en el caso de cultivarla en maceta, podemos echar una primera capa de bolas de arcilla expandida para ayudar a su crecimiento. Plantándola en primavera y teniendo en cuenta estos cuidados, verás que es una planta que se reproduce con mucha facilidad y que además te asegurará unas flores preciosas, comestibles y que además gracias a su olor actuan como el mejor repelente de plagas.

READ  Cómo cultivar tomates: los secretos para su cultivo

Caléndula

Rosa

Si hay una planta favorita entre los amantes de la jardinería esa es el rosal, una de las flores más bonitas, pero también que más cuidados demanda sobre todo si queremos que pueda florecer en plenitud y con salud. El mejor momento para sembrarla y ver esta maravillosa flor en todo su esplendor, es durante los meses de sol y la primavera es un buen momento para ello. Para ello tendremos que elegir una ubicación que al menos le garantice seis horas diarias de sol, una tierra neutra o ligeramente ácida, un buen drenaje y su correspondiente poda durante el invierno.

Rosa

Petunia

La Petunia es una planta que no soporta el frío del invierno ni la lluvia o la humedad, por lo que la época de primavera y verano es ideal para su crecimiento. Deberás procurar ubicarla en un lugar luminoso y a pleno sol, para garantizarle una temperatura alta durante el verano y suave durante el invierno. También necesita riegos abundantes y diarios durante su floración en primavera y sobre todo en verano, pero siempre tendremos que procurar no mojar su flores al regarla.

Petunia

Girasol

Si lo que buscas es una planta bonita y muy fácil de cultivar, sin duda el girasol es una muy buena opción. Estas flores grandes, bonitas y muy llamativas, son capaces de alegrar cualquier jardín, aunque también podrás plantarlas sin problemas en macetas. Basta con introducir sus pipas a un centímetro de profundidad y garantizarle seis u ocho horas de sol diarias, además de un riego constante y un buen drenaje. Si te decides a plantarlos en primavera y le garantizas estos sencillos cuidados, cuando llegue el verano podrás disfrutar de unas preciosas flores.

Girasol

Lavanda

Si buscas una planta con un muy buen olor, la lavanda podemos asegurarte que es una de las plantas aromáticas por excelencia y su irresistible perfume, además de su belleza, es una de sus mayores virtudes. Sus cuidados no son muy complicados y de hecho puede llegar a crecer fácilmente en zonas rocosas y a pleno sol, ya que se trata de un arbusto silvestre. Simplemente tendrás que buscar un lugar con sol directo, un suelo con un pH alto o en su defecto con sustrato específico y un riego moderado de una vez a la semana.

Lavanda

Geranio

Aunque el término Geranio engloba a muchas especies diferentes de esta amplia familia de plantas olorosas, por lo general los Geranios son una de las plantas con flor más populares en la mayoría de jardines y balcones. Para conseguir que florezcan sanos y abundantes, lo más adecuado es plantarlos en zonas a pleno sol, asegurándoles una humedad constante pero sin llegar al encharcamiento y un abonado cada 15 días en primavera y verano.

READ  ▷ 15 plantas perennes que florecen todo el año

Geranio

La violeta

Esta bonita planta medicinal y comestible es perfecta para decorar jardines y maceteros y cuenta con colores muy variados que van desde el blanco al azul, pasando por el púrpura, el rosa, el amarillo o incluso el multicolor. Aunque puede ofrecer una floración invernal o primaveral , lo cierto es que es la primavera la estación más idónea para su siembra, sobre todo entre abril y junio y gracias a las temperaturas cálidas de esta época del año. Para plantarla entierra grupos de 3 semillas en la tierra dejando unos 30 cm de separación entre cada grupo de semillas. Deberás garantizarle un suelo fértil, rico en sustratos y un riego moderado de 2 o 3 veces por semana.

Violetas

Narciso

Si hay algo que destacar de esta planta de floración primaveral, es su resistencia y su capacidad de adaptación, ya que es capaz de crecer sana y sin apenas cuidados en toda clase de climas. Eso sí, cuando esté en pleno crecimiento deberás regarlo de forma abundante. Tanto la falta de agua como la calefacción son su peor enemigo, así que lo mejor es que si no hiela procures tenerlas fuera de casa durante la noche y por el día le garantices un lugar con luz pero sin sol directo.

Narciso

Peonía

Si te decides a plantar peonías, debes saber que se trata de una planta perenne y a la que no le gusta que la muevan si ya ha encontrado su lugar idóneo para crecer. Precisan de un suelo fértil, bien drenado y un clima templado en semisombra con al menos 4 horas de sol al día. La peonía es sin duda una de esas flores que junto con las rosas cuenta con más adeptos y es que su increíble belleza la hace única. Una preciosa planta para tener en el jardín o para dar vida a nuestra terraza o balcón.

Peonía

También te puede interesar…


15 Plantas Fáciles de Plantar en Primavera


La primavera ya está aquí y con las temperaturas en ascenso, sin riesgo ya de heladas, es el momento ideal para cultivar plantas nuevas a partir de semillas, que lucirán preciosas más adelante. Y es que el clima templado de nuestra zona, la costa mediterránea, con poco contraste entre el día y la noche, permite sembrar ya algunas especies directamente en exterior, para que las semillas se beneficien del aumento progresivo de horas de luz.
Suscríbete.

Hãy bình luận đầu tiên

Để lại một phản hồi

Thư điện tử của bạn sẽ không được hiện thị công khai.


*