Todo lo que necesitas saber sobre los claveles

Los claveles son unas magníficas flores que irradian belleza. Comúnmente olvidados, pero jamás menospreciados, son los representantes del amor, el orgullo y la admiración cuando se visten de rojo, y de la inocencia y el más puro amor en su vestido blanco.

Conócelos más a fondo el día de hoy.

Origen de los claveles

Los claveles son unas coloridas flores provenientes de las zonas mediterráneas del globo, especialmente en la península ibérica, donde los veranos y primaveras están cubiertos por claveles silvestres. Es por esta razón que el clavel es la flor nacional de España, y es la que usan los bailadores de flamenco en la boca para simbolizar su pasión.

Por otro lado, es la flor del mes de enero. Según la tradición, cada mes tiene asignada una flor específica y toda persona nacida en dicho mes tendrá las características de esa flor. Siendo el clavel la flor de este mes, dota a todos los nacidos bajo su nombre las características de amor, distinción y fascinación.

¿Cómo cuidar a los claveles?

cuidar a los claveles

• Colores:

Los claveles son unas pequeñas flores de diversos colores. Los más comunes son: rojo, rosa, blanco, salmón y amarillo. Sin embargo, con cruces bien pensados e hibridación, se han obtenido variaciones con dos colores, o colores atípicos, que son extremadamente bellas y exóticas.

• Temperatura:

La temperatura ideal está entre los 22 y 24 grados de día, y de 10 a 12 grados de noche, pero hay que tener cuidado, puesto que las temperaturas cercanas o menores a los 0 grados son devastadoras para la planta. No obstante, poseen buena resistencia a los cambios de temperatura.

• Riego:

Lo ideal es regar diariamente, pero con poca cantidad de agua. Un buen consejo para saber si le hace falta agua es ver si la tierra está seca o si hay algunas hojas marchitas. En ese caso, habrá que echarle un poco más de agua (siempre en forma medida para no ahogarla).

READ  Cómo deshacerse de las malas hierbas del césped

• Luz:

Esta no es una planta de sombra o semi sombra; necesita de la energía del sol todo el tiempo. Debido a ello, dejarla cerca de una ventana no será suficiente. Tendrás que pensarte bien cómo colocarla de forma que reciba una gran cantidad de horas diarias de luz solar.

• Fertilizante:

Si utilizas fertilizante, no uses demasiado ya que puede ser perjudicial. Podría causar menos floración.

•Plagas y enfermedades:

Pueden sufrir de la enfermedad de fusariosis, mancha foliar, roya y distintos hongos, además de ácaros del barrio, tortrix, trips, pulgones, minadores y nemátodos. Ninguna de estas plagas o enfermedades debería preocuparte si solo cultivas un par de flores en tu pequeña huerta, pero pueden ser devastadoras para un invernadero o una plantación grande.

Propiedades de la flor

Aunque no lo creas, la flor de clavel también tiene usos medicinales;

1) Antiguamente (y aún por muchas personas en la actualidad) era usada para tratar y aliviar trastornos digestivos, dolor de muelas y anginas de pecho. Incluso tomar una taza de té de clavel con alpiste y miel de abejas ayuda a reducir la presión arterial, aunque se recomienda no tomarla de forma regular, sino solo cuando sea necesario.

2) También se la utiliza para dolores en el cuerpo en general (incluso para la ciática), como colirio (para lavar los ojos cansados) y para mantener una piel más joven (el agua de clavel aporta nutrientes a nuestra piel).

Botánica


• Es una planta de base leñosa que tiende a crecer entre 45 y 60 cm dependiendo de las condiciones de sol, agua y nutrientes.

• Florece durante las temporadas de primavera y verano (su floración dura usualmente alrededor de dos meses), pero con el cuidado correcto en interiores pueden florecer todo el año. Sus flores, de fuerte fragancia y variados colores, tienen hojas angostas, opuestas y lineales, con más o menos dentados, de forma pedunculada, y cada uno de los tallos forma una flor terminal.

READ  Lazo de amor o planta araña: [cuidados, siembra, riego y sustrato]

• Pueden reproducirse de dos formas;

1) A través de semillas durante la primavera, que pueden ser compradas y cultivadas. Para la reproducción por medio de las semillas, se aconseja realizar el sembrado para finales del invierno en semilleros. Luego podrás trasplantar al lugar definitivo cuando ya la planta tenga entre 8 y 10 centímetros de alto.

2) Por esquejes y división de macollos: Los esquejes deben ser conservados en temperaturas bajas, sin llegar a los 0 grados (lo más recomendable es 0.5 a 1 grado). Pueden vivir entre 2 semanas y 2 meses, dependiendo de su estado de enraización. Por otro lado, cuando la reproducción es por esquejes, deberá realizarse en primavera (o verano a lo sumo). Demorará alrededor de tres semanas en enraizar y podrás trasplantarla luego a su lugar definitivo. La desventaja de este procedimiento es que el clavel es más propenso a coger un virus y no posee un olor intenso como el obtenido en los claveles plantados con semillas.

!!! Como consejo, es recomendable que no plantes tus claveles con otras plantas, ya que es muy sensible y podría no llegar a obtener todos los nutrientes que necesita. También deberás plantarlos a cierta distancia entre sí; alrededor de 15 centímetros será adecuado para un buen crecimiento.

Conclusión

Para finalizar, solo decir que los claveles son flores de una gran hermosura, con los más deliciosos aromas y los más extravagantes colores. Poseen además una gran historia y cultura desarrollada a su alrededor en todo el mundo. Este mes de enero regala claveles y alégrale el día a esa persona especial.

 

 


Clavel: tipos, características, imágenes, hábitar…


flores naturaleza vida