Las 10 mejores variedades de calabaza para cocinar

Hay más de cien variedades de calabazas repartidas por todo el mundo. Difieren en el color, el tamaño, la forma, la textura y el sabor -por lo general todas son de piel bastante dura, pulpa fibrosa y firme y tienen semillas en su interior-. Pertenecen a la misma familia -las cucurbitáceas- del melón, el pepino, la sandía o el calabacín… por lo que, aunque no te lo creas, también es una fruta.

Saber más: ideas muy sencillas para preparar calabacines rellenos

Nosotros queremos que conozcas las 10 variedades más habituales, que son las que podemos encontrar con mayor facilidad y enseñarte a cocinarlas a nuestro gusto.

Temporada de la calabaza

Es a partir de septiembre cuando empezamos a verlas en los mercados y su temporada se alarga hasta el final del otoño, aunque es probable que haya disponibles calabazas de importación durante una buena parte del año e, incluso, existe una cosecha propia del verano.

El peso de las distintas calabazas puede ir desde los 500 gramos ¡hasta los 1.000 kilos! Son famosos los concursos que se celebran en distintos lugares para elegir los ejemplares de mayor tamaño.

Propiedades de la calabaza

Se la considera una hortaliza baja en calorías pero, al mismo tiempo, sacia por su gran contenido en agua, fibra e hidratos de carbono. No tiene grasa y apenas colesterol. Rica en betacarotenos, vitaminas, minerales, la calabaza es beneficiosa para la piel y la vista y posee efectos antioxidantes, lo que puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Cocina con calabaza

Lo mejor para pelar una calabaza es un pelaverduras -ten en cuenta que la piel es muy dura y que hay que hacerlo cuidadosamente-. En algunos casos necesitarás ayudarde de un cuchillo bien afilado o una puntilla para retirar bien toda la piel.

READ  19 tipos de bonsái

Después, se retiran sus fibras interiores y se sacan las semillas -que puedes tostar u hornear con sal y especias, ¡deliciosas!-.

No te pierdas: 10 sencillos consejos para hornear tus propias pipas de calabaza

La calabaza admite todo tipo de técnicas de cocina: asada, hervida, gratinada, frita, en puré, en tartas y pasteles, en bebidas, guisos, potajes, etc.

Saber más: trucos básicos para la preparación de un puré ‘diez’

Grupos de calabazas

Pepo, Moschata, Máxima, Mixta… son grupos bajo cuyo paraguas se albergan algunas de las calabazas más habituales en España. Dentro de estas categorías existen variedades para cocinar y para decorar.

La ventaja, además, de la calabaza es que, si está sana, entera y con pedúnculo, se conserva durante meses en un lugar oscuro, fresco y aireado.

Veamos, ahora, cuáles son esas variedades de calabaza más populares en nuestro país, que son a las que damos protagonismo en la cocina.


Las calabazas, tan variadas como desconocidas


Nuestro agricultor Ernest, nos habla de los distintos tipos de calabazas.
Desde pequeñas como un kiwi hasta gigantescas de 200 kilos. Puntiagudas, rugosas, lisas, gruesas, delgadas, alargadas, esféricas… En definitiva, sus colores y aspectos son muy variopintos, pasan por formas muy distintas y no todas son preferentemente comestibles, aunque no por eso dejan de tener alguna utilidad. Entre las más peculiares encontramos la calabaza vinatera, la del pelegrino, que se vacía y sirve para poner vino.O también llama la atención la calabaza luffa que, una vez seca y sin piel exterior, es una auténtica esponja natural. También la calabaza espagueti, donde su carne es filamentosa y es ideal para hacer espaguetis vegetales. La calabaza cabello de ángel, destinada a hacer dulces.
¿Has probado nuestras calabazas?
Pídelas en: www.disfrutaverdura.com
Puedes leer el artículo completo aquí:
https://www.lavanguardia.com/comer/tendencias/20201002/33610/calabazasvariadasdesconocidasdisfrutaverdura.html

READ  Cómo sembrar césped natural