Cuidados de la yuca, la planta de interior perfecta

Cuidados de la yuca

Es una de las plantas de interior más valoradas y habituales en los hogares. Más allá de su belleza con un punto tropical, los cuidados de la yuca hacen de ella una candidata perfecta para decorar con naturaleza cualquier espacio. No solo nos complicará poco la vida sino que, además, con pocas atenciones lucirá su característico colorido perenne durante todo el año. ¡Un tándem perfecto y absolutamente irresistible!

Perteneciente a la familia Agavaceae, es originaria fundamentalmente de las zonas tropicales de América. Sin embargo y salvo alguna excepción en las más de 50 variedades con que cuenta, su capacidad de aclimatación y su resistencia han hecho de ella una planta perfecta, también, para crecer en exterior en climas mediterráneos. Un detalle que nos da una pista importante sobre su resistencia y rusticidad.

Pero al margen de esto, sepamos algo. Por su porte leñoso coronado por hojas con una disposición similar a la de las palmeras, la yuca es una planta ideal para poner un toque exótico y elegante a cualquier interior. Una planta que, con los cuidados adecuados, puede llegar a alcanzar los dos metros para convertirse, sin lugar a dudas, en el centro de todas las miradas.

5 CLAVES EN LOS CUIDADOS DE LA YUCA

Habitualmente, la yuca que solemos disfrutar en interior responde a un esquema muy definido. Suele contar con dos o tres troncos leñosos que, por su apariencia, hacen que popularmente esta planta reciba el nombre de pata de elefante. Estas ramificaciones no generan nuevas con el paso del tiempo pero, si seguimos los cuidados de la yuca al pie de la letra, sí crecen en altura y aumentan la frondosidad de sus hojas.

Es, precisamente, esta esbelta estructura vegetal lo que le da ese aire refinado que buscamos para cualquier salón o, incluso, dormitorio. Y es su aspecto junto con la facilidad de su cultivo lo que hace de la yuca una de las plantas de interior perfectas para regalar incluso a un principiante en el mundo de la jardinería.

Así que descubramos qué necesita para lucir su característico verde. Solo así nos daremos cuenta de por qué tiene tantos fans entre los amantes de las plantas.

READ  Cómo cuidar tu planta de jazmín en tu jardín

1. Mucha luz, crucial para el bienestar de la yuca

Empezamos por el que es, sin lugar a dudas, la prioridad absoluta en los cuidados de la yuca. Por más que se haya acostumbrado a vivir en nuestras latitudes, lleva en su ADN que es una planta tropical y, como tal, demanda estar en un espacio sumamente iluminado. Es más: agradece tener una buena dosis diaria de sol directo, por lo que una ubicación perfecta es junto a una ventana. Durante los meses de verano, es recomendable sacar nuestra planta al exterior para que esté expuesta a toda la luz posible.

¿Y qué sucede cuando nuestra yuca no recibe la cantidad de luz que necesita? En primer lugar, paralizará su crecimiento. Si la falta de iluminación es muy acusada, perderá el intenso verde de sus hojas e, incluso, podremos ver manchas en su superficie.

La iluminación, clave en los cuidados de la yuca

2. Temperaturas templadas, ideal para su crecimiento

Su carácter de planta resistente hace que pueda vivir en un abanico de temperaturas amplísimo. Si bien lo ideal es tenerla entre 18 y 23 grados, puede llegar a estar expuesta hasta a 35 sin que le suponga demasiado problema. Durante los meses de frío, es recomendable tenerla en un espacio fresco que esté en torno a los 10 grados.

A diferencia de otras plantas de su misma familia, su tolerancia al frío es más bien relativa. Si bien es cierto que puede resistir alguna helada suave, no es el escenario ideal para ella. Por eso y si nuestro clima tiene inviernos en los que el termómetro cae, lo ideal será meterla dentro de casa.

3. Abonado quincenal en meses indicados, clave para su crecimiento

Como sucede con muchas otras plantas, durante los meses de primavera y verano nuestra yuca concentrará todas sus energías en crecer. Una tarea que demandará, obligatoriamente, de nuestra ayuda.

Para que mantenga su buen ritmo de desarrollo, será fundamental aplicar una dosis de abono cada 15 días entre marzo y octubre. Un aliado que, para cumplir su papel, debe ser específico para plantas verdes y, con vistas a favorecer la absorción, es recomendable que esté disuelto en el agua de riego.

READ  Calendario de siembra para tu huerto: ¡útil y práctico!

4. Riego comedido, fundamental en los cuidados de la yuca

Si bien no suele formar parte habitualmente de la lista de plantas resistentes a la sequía, lo cierto es que la yuca es una candidata perfecta para ese ranking. Por sus orígenes, está preparada para aguantar en condiciones de falta de agua por lo que olvidarnos de regar no será una de nuestras mayores preocupaciones.

No sucede lo mismo con el exceso. De hecho, someterla a riegos excesivos o dejarle el típico plato inferior con agua puede pudrir sus raíces. Por eso y ante la duda, lo ideal es regarla a fondo y cuando el sustrato esté completamente seco. Una vez terminada esta tarea, importante retirar el sobrante del plato inferior.

Por seguir una pauta, en verano tendremos que regar una vez a la semana mientras que en los meses de invierno bastará con un riego cada 20 días.

5. Trasplante cada dos años, importante para su desarrollo

El último de los cuidados de la yuca que debemos contemplar. Dado que es una planta de crecimiento rápido, demandará espacio para poder desarrollarse en condiciones. Por eso y siempre en el caso de plantas adultas, lo ideal es realizar de forma rigurosa el trasplante a una maceta ligeramente mayor cada dos años.

A la hora de trasplantar, hay algunos aspectos que debemos tener en cuenta. En primer lugar, que es importante que la nueva maceta cuente con profundidad. Solo así nuestra yuca podrá tender correctamente sus raíces. Además de este detalle, es fundamental que realizar un buen drenaje para evitar el embolsamiento de agua. Recordemos: sus raíces no toleran el exceso de agua. Por último y para ayudar en este aspecto, fundamental optar por un sustrato para plantas verdes. Por su composición, ayudará a eliminar el agua sobrante de riego.

¡Y listo! Siguiendo estos cuidados de la yuca, podremos disfrutar de ella sin sobresaltos. Una compañera perfecta y, sobre todo, poco exigente. ¿Se puede pedir más?


Phôi mai vàng giảo bonsai đế đều giá mềm 19/4 e Hoàng 0348094845(Nguyễn Thanh Tâm)